BANCOS: Las podridas miserias de la sociedad Guatemalteca

Escribir esto me ha tomado 5 años de reflexión, numerosas cartas de reclamo y denuncias, incansables llamadas de atención en los espacios en los que me desarrollo como miembro de esta sociedad, una sociedad que se compone de  individuos, familias y organizaciones públicas/privadas.

El largo recorrido de estos cinco años ha resultado en experiencias que no pueden ser más que dolorosas en muchos casos, realmente han sido muy pocas aquellas de las cuales me alimento y fundamento en lo que he sido, soy y quiero ser: padre de familia, investigador-académico y ciudadano honesto y orgulloso de ser Guatemalteco.

Tengo muchas historias que contar empiezo con las relacionadas con Bancos que he vivido personalmente:

El día de ayer 15 de febrero 2010, he sido victima de un robo dentro de un banco del sistema Guatemalteco, sentado en un escritorio de atención al cliente, procedí a solicitar un servicio luego de hacer una interminable cola, fui atendido y me levante dejando mi billetera que contenía unicamente mis documentos personales, 15 segundos después se había sentado un cliente en el mismo lugar donde yo estaba y mi billetera había desaparecido, pregunte a la secretaría si había visto mi billetera y con una amable sonrisa, me dijo que no que me atendería después, pregunte al cliente sentado y con una actitud de inocencia me dijo que no inmediatamente, permanecí durante 10 minutos frente al escritorio preguntandome si era posible que una billetera se esfumara con tal velocidad, procedí a escribir una carta al Banco para que fuese revisado el video de la agencia, realice un pago y salí del banco habiendo perdido un poco más la fe en esta sociedad, sabiendo que la billetera contenía únicamente 2 quetzales me dije, es posible que la persona que tomó mi billetera vea y se de cuenta que los documentos no le servirán de nada, así que revise los basureros más próximos, me dirigí a la administración del centro comercial, y sin poder creerlo el guardia de seguridad me dijo que hacia unos minutos una persona con la descripción del cliente antes mencionado había entregado una billetera que había encontrado tirada, pedí al guarda que me acompañara al banco para que ellos supiesen que mi billetera había sido entregada por un cliente del banco y que la sustrajo de una agencia de 3 metros cuadrados de espacio. Los dos quetzales contenidos en la billtera desaparecieron.

Mi reflexión, Guatemala a los ojos de turistas y visitantes es un país maravilloso que lo tiene todo, clima, gente amable, bellezas naturales impresionantes, pero ha perdido completamente sus valores como sociedad, a cada momento expone sus miserias y todos los días somos testigos del deterioro que está sociedad tiene, sinceramente, en este punto solo deseo salir de este país, emigrar y desear para mi hijo un país donde el ser humano esté alimentado de valores, donde pueda crecer sanamente y vivir en libertad sabiendo que puede olvidar algo en cualquier lugar y este le será entregado, como sucede en algunos países, donde hay oficinas de objetos perdidos los cuales son custodiados y resguardados por individuos con valores, que van a hacer lo imposible por entregar a su dueño la pertenencia encontrada.

La segunda historia ocurrió hace quince días (Inicio de febrero 2010) en un banco cercano a mi casa, mi esposa salio para realizar el pago del seguro de su automóvil, estacionó en el parqueo del banco, advirtiendo que habían 6 guardias de seguridad, dos del banco y otros que acompañan a clientes, dejo dentro de su auto, la cartera con sus papeles personales y el radio del carro, procedió a hacer el pago y regreso, se percato que la cartera no estaba dentro igual que el radio, así que regreso al banco para verificar que no había dejado la cartera en el banco, preguntó a las personas y nadie se había dado cuenta de nada, procedió a llamarme, fuimos nuevamente al banco verificamos que la puerta del copiloto había sido forzada, entramos nuevamente al banco solicitamos ver los videos de seguridad (no hemos llegado a verlos), nos solicitaron los datos, nos indicaron que debíamos poner una denuncia para hacer el trámite, llamamos a la aseguradora, los mismos se presentaron inmediatamente, eso si nos informaron que el seguro no cubre nada de lo robado o dañado, a pesar de tener un seguro completo, por cuestiones de primas, costos y accesorios. Ya en la comisaría nos atendió un agente de policía que difícilmente podía redactar, así que me senté con el y realice los comentarios oportunos, tomo nota de todo y feliz nos entrego la hoja de la denuncia, nos indico que debíamos presentarla al ministerio público, lo que hicimos al siguiente día llegamos a la oficina del MP y luego de esperar un largo rato nos atendieron, vieron la hoja y le pusieron un sello en la parte de atrás con una firma y fecha, y listo con una sonrisa nos indicaron que era todo lo que ellos hacían, que el ministerio publico le daría seguimiento.

Mi reflexión: Han pasado ya quince días desde la denuncia, hemos visitado la agencia para solicitar copia de los videos, hemos escrito correos a personeros del banco, y ninguno ha hecho más que enviarnos a nuestra casa, el banco tiene los videos y no hace nada por poner la denuncia o asumir la responsabilidad de un trabajo mal hecho por una empresa de seguridad sub contratada y quizá en componenda con los delincuentes. El Ministerio publico es una gran organización orientada a la burocracia y poca acción en la defensa de los ciudadanos de este país, seguramente el robo de una cartera y un radio, es un caso más que seguirá repitiéndose una y otra vez, si no hay victimas no pasa nada y si las hay son ciudadanos en su mayoría de tercera clase que no vale la pena investigar.

La tercera historia relacionada con bancos es con una tarjeta de débito que solicité, comunique que no deseaba una tarjeta si está implicaba cobros o comisiones por su uso, me indicaron que no tenia ningún costo y que se cobraría 2% de la compra en caso de utilizarla, viaje durante cuatro meses fuera de Guatemala, con el antecedente del 2% de cobro no utilice la tarjeta en ningún momento, a mi regreso la cuenta de ahorro en la que no tenia fondos, había sido cargada con 5 USD mensuales por la emisión de tarjeta de débito, como no tenia fondos la cuenta había sido cancelada, me dirigí al banco entregué una carta en la que exponía lo antes descrito, pregunté porque me hacían un cargo por una tarjeta que se me había indicado que no tenia cargo, se me informó que la política del banco había cambiado, pregunte porque no se me había informado por escrito del cambio y no hubo respuesta.

Mi reflexión: Aún espero respuesta y un trato como cliente que ha puesto su confianza en una organización.

Cuarta historia, esta no está relacionada con un banco en particular si no con todos, a lo largo de cinco años he sido cacheado, registrado y tratado como delincuente en la entrada de la muchos bancos del sistema, mi actitud ante esa situación es que yo soy cliente y no ladrón, que pueden ver pero no tocar, que es denigrante ser tratado como delincuente constantemente.

Mi reflexión: No entiendo como la sociedad Guatemalteca permite que se le trate constantemente de esa forma, nadie dice nada y todos aceptan que el estado policial se mantenga, no se si ese cacheo o registro es legal, no acepto ser tratado como delincuente, soy un ser humano honesto, en el imaginario colectivo todos los días se graba en la mente de la gente que puede ser interceptadas por un desconocido y cacheadas, eso a la larga es nocivo para todos.

Quinta historia, para realizar un tramite el día 10 de febrero, me dirigí con mi esposa a una agencia cercana al lugar donde realizan el servicio del automóvil reparando la chapa de la primera historia, llegamos a las catorce horas a una agencia desierta prácticamente, un cliente sentado en espera, un cliente que estaba siendo atendido en servicio al cliente y dos haciendo cola, y tres cajeros trabajando, media hora después no nos habían atendido en servicio al cliente, 45 minutos después dos clientes que habían llegado en ese tiempo abandonaron la agencia cansados de esperar, me levante le indique al guardia y la edecan del banco que estaban en la puerta que como era posible que los clientes dejasen el banco sin haber sido atendidos, que se quedarían sin trabajo, pedí que hiciesen algo, luego de tres minutos de espera me di cuenta que no harían nada así que pedi hablar con el jefe de agencia, lo llamaron y las cosas empezaron a caminar.

Reflexión: Es necesario que un cliente recuerde a los trabajadores de un banco que están allí gracias a los cuenta habientes, que si se quedan sin clientes no tendrán trabajo, que su trabajo es servir al cliente y no servirse de el.

Los datos de los bancos por el orden:

  • Banco Industrial, Agencia Hyper Paiz Bosques de San Nicolas
  • Banco G&T Continental Agencia EL Naranjo
  • BAC Agencia el Naranjo
  • Todos los bancos del sistema
  • CitiBank Agencia Las Majadas
Anuncios

One thought on “BANCOS: Las podridas miserias de la sociedad Guatemalteca

  1. Jason

    Que mierda Javier para los que dudan del pequeño relato yo precisamente andaba con Javier en ese momento haciendo un giro bancario para la Universidad de Puerto Rico, el KAKO cuando se le pregunto lo de la billetera hasta se reviso así todo inocente, la verdad en ese momento no se nos ocurrió decirle al guardia que estaba sucediendo, porque fue tan rápido que hasta pensé que Javier estaba bromeando pero al ver que no aparecía ya nos pusimos a ver qué onda y entonces que se hizo la billetera de Javier, bueno resignados que dentro del BANCO INDUSCTRIAL “HIPERPAIZ” BOSQUES DE SAN NICOLAS, para ser específicos le robaron la Billetera, pues bueno Javier procedió a escribir una carta para que revisaran el Video que no pudo ser posible que la billetera se perdiera y la secretaria se miraba que no tenía nada de experiencia trato de hacer una sonrisa amable pero ahuevada, pero sin embargo ella misma nos dice el cliente no pudo haber sido el viene muy seguido aquí, total que Javier hizo todas gestiones mientras tanto en el Banco todos tranquilos y bueno espero que la Justicia haga algo con este tipo de Ladrones que andan sueltos y que en un momento pueden robar sin que nadie se dé cuenta, “ERA UN MOTORISTA” por el chaleco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s